El economista y Dr. en Ciencias Sociales Francisco Cantamutto aseguró que el escenario actual ya trae aparejado 10 años de estancamiento y una inflación espiralizada, “es bien distinto intentar zafar de esto que forzar la situación”.

A su vez explicó que una baja del gasto público en salarios, jubilaciones y prestaciones sociales no impacta directamente en el bolsillo del total de la población si influye sobre su consumo y la actividad de otros sectores del ámbito privado: “Estamos hablando de una baja importante de la demanda”.

Finalmente criticó la lectura del presidente electo sobre una presunta imposibilidad de bajar la inflación ya que se trata de una herencia: “Según su concepto la inflación debería haber bajado, los datos del BCRA muestran que la emisión no está subiendo, sino lo contrario” entonces “de acuerdo con el planteo el nuevo presidente no deberíamos tener aumentos de precios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *