El impacto ambiental y el paulatino agotamiento de los combustibles fósiles han incentivado la necesidad de diversificar las fuentes renovables y sustentables para la producción de biocombustibles. Una de las principales estrategias consiste en la puesta a punto de biorrefinerías microalgales.

En el Laboratorio de Estudios Básicos y Biotecnológicos en Algas (LEBBA) que funciona en el ámbito del CERZOS, se aíslan diversas especies de microalgas y se optimizan las condiciones del cultivo que permiten un crecimiento óptimo.

El equipo está formado por: Dr. Lucas Martín (Investigador CONICET- Auxiliar UNS), Dra. Cecilia Popovich ( Investigadora CIC-Profesora UNS); los becarios doctorales CONICET: Lic. Francisco Navarro, Lic. Ana Bauchi, Ing. Agr. Paolo Díaz Godoy; Personal de apoyo CONICET: Dra. Cecilia Damiani. Técnico CONICET: Jorge Oyola.

El proyecto de investigación fue seleccionado en el Smartport Lab Net-Zero Challenge que impulsa el Puerto, y que ofrece soluciones para disminuir la huella de carbono en el sector portuario.

El desarrollo de biorrefinerías, de las cuales se obtienen biocombustibles y co-productos de valor agregado, es una estrategia sugerida para lograr la viabilidad económica del proceso a gran escala.

Las microalgas poseen propiedades como: alta producción de biomasa, alto contenido de aceites y tolerancia a ambientes extremos. En cultivos a cielo abierto, el equipo monitorea a diario el tratamiento de aguas residuales de la industria tambera.

Cráneos es una producto de apepe Contenidos y es presentado por EDES y SmartPort Lab

YouTube player

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *